Quisiera pensar que esto va dirigido a todos los estudiantes que me siguen, la verdad es que es muy triste  ver a gente con formación profesional haciendo estas (y otras) acciones. Sin rodeos, aquí van:

1.No saber el verdadero significado de la terminología básica  (¡y usarla!)

Estamos en una era donde todos quieren ocupar terminología y adoptarla dándoles nuevos significados; ocupaban “millenials” para referirse a todo público joven y lo malo no es ver a la opinión pública hacerlo, lo malo fue ver a mercadólogos (estudiantes y no) haciendo lo mismo, cuando deberían conocer las generaciones y no sólo sus nombres sino los años de nacimiento para saber que los millenials siempre serán millenials, por el simple hecho de haber nacido entre los años 1981-2000; cuando deberíamos saber que cada generación tiene características únicas y que una persona de  30 años en pleno 2019 no se debe tratar igual a como se trataba una persona de 30 años en 1990, por el simple hecho de que el consumidor cambia, las personas cambian, las circunstancias cambian, el mundo es un constante cambio y la mercadotecnia debe adaptarse a ello. Por favor, informante antes de creer que “brandear” es poner tu logo cortado de Word en toda imagen que bajes de internet.

2. Llamar “marketing de … ” a todo lo que puedes

Es fácil caer en la tentación pero por favor hagamos un esfuerzo por no hacerlo. El marketing es marketing, se aplica en todos los ámbitos y eso es lo más hermoso de él,  lo podemos aplicar absolutamente a todas las áreas, desde personales hasta profesionales sin importar el grado o especialidad a lo que se refiera, todos necesitamos el marketing y convivimos con él nos guste o no. Jamás he visto a una persona graduada en “marketing emotivo”, “marketing de mascotas” o cualquier otro marketing que se quieran inventar, existe el marketing y existen áreas de especialización en él pero no las que queramos inventar. Como siempre, estar bien informados es la clave, no hablemos de lo que no conocemos sólo porque “todos lo hacen”

3. Exponer opiniones generales sin analizar antes

Es muy común que salgan noticias virales, que la opinión pública diga que una persona es “el mejor vendedor del mundo” sólo porque tiene carisma (lo cual es una buena característica). No te culpo, es sencillo irse con la opinión de la mayoría. Sin embargo, como profesional sabrías que existen varios tipos de vendedores, varios tipos de compradores y que no le puedes vender igual a una persona que está de vacaciones en la playa a una persona que está trabajando y sólo tiene 5 minutos libres para atenderte (ni los mismos productos, ni la misma forma, ni la misma persona), vuelvo a lo mismo: el marketing se adapta, y las ventas como parte del marketing también.  Hagamos un esfuerzo por analizar el total de la información y entonces generar una opinión, basada en el conocimiento y no sólo en la euforia de “lo que todos piensan”

¿Quieren una segunda parte?

Me encantaría leer sus comentarios, hay varios por agregar. Call to Action


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: