¡Espántame, Panteón!

El ambiente en las calles y los centros comerciales nos hace darnos cuenta de la clase de fiestas que en estos días nos rodearán. Niños disfrazados pidiendo dulces y altares de muertos en los patios de las escuelas y las casas por otro lado, son la muestra del sincretismo entre una serie de creencias de distintos orígenes que se compaginan entre si,  haciendo visible una parte de la cultura mexicana.

 

El estudio de este tipo de fenómenos, es uno de los elementos del macroambiente que la mercadotecnia tiene que tener en cuenta en el momento de lanzar productos o servicios en un lugar o país determinado. La visión en particular de la muerte, es un asunto amplio e interesante, que de no ser tomado en cuenta, puede inducir al error al momento de elaborar nuestras estrategias de mercado en una región en particular.

 

Estados Unidos. Occidente.

Estados Unidos, por ejemplo, es un país que fue fundado por inmigrantes anglosajones, provenientes de distintas partes del Reino Unido, algunos de ellos irlandeses, los cuáles, antes de ser convertidos al cristianismo, eran celtas. Este pueblo antiguo, tenía una celebración llamada el Samhain, que era el momento en que terminaba la cosecha y el aprovisionamiento del pueblo para soportar el clima invernal.

En esta fecha también, se reverenciaba a los ancestros y a través de una serie de rituales, se ponían en comunicación con los muertos, que visitaban los hogares a través de la intervención de un médium. Algunas comunidades religiosas cristianas, la consideran ofensiva y demoniaca, pero en la mayor parte del país, es recibida con gusto, siendo una de las festividades más importantes del año. Empresas en Estados Unidos como Heineken, McDonalds  y Hershey’s aprovechan la oportunidad para lanzar publicidad relacionada a la fiesta de Halloween.

Asia.

Los países asiáticos tienen una visión distinta, debido  a que las religiones predominantes son distintas al cristianismo. Entre las principales religiones de Asia se encuentra el budismo, el taoísmo y el hinduismo.  En China, por ejemplo, hay una fiesta llamada el Festival de los Fantasmas Hambrientos, celebrado en el mes lunar número 7, y es una fecha cuando los muertos regresan a visitar a sus parientes.  La celebración tiene lugar el día 15, aunque el mes completo es considerado el mes Fantasma y durante todo ese tiempo, una serie de ritos, como la quema de incienso, preparación de comida y otras cosas tienen lugar.

En Nepal, el festival Gaijatra  se dedica a honrar a los muertos que en ese año tuvieron, con un gran desfile que involucra a las famosas vacas sagradas, las cuales guiarán el alma del difunto al cielo.  Al término del desfile, se comienzan a contar chistes, a reír y a bailar, como una forma de celebrar la vida y prepararse para la propia partida. En lugares como Japón y China, el blanco es el color que representa el luto por la muerte.

 

Medio Oriente

 

La mayor parte de la población que vive en Medio Oriente practica el Islam. En aquella religión, la muerte es vista de una forma muy similar a la del cristianismo europeo, por lo que no es aconsejable tomarse libertades creativas en aquellas regiones. Los rituales como la orientación del cuerpo hacia la Meca es importante.

Los judíos, también tienen una visión un tanto distinta  al cristianismo, y su visión de la resurrección no es muy amplia, sólo cuando tuvieron mayor contacto con el mundo persa, después del exilio es que se consideró. Para ellos, la vida es el momento de importancia, el destino, la existencia terrenal. Por lo tanto la muerte no tiene tanta importancia como la vida. Otro pueblo de ésta zona son los egipcios, que si bien, ahora son árabes musulmanes en su mayoría, aún quedan restos de su visión de la eternidad, aquella idea faraónica de la inmortalidad.

 

México.

 

Las festividades en México acerca del día de muertos son extensas y ricas en colores y alegría. El cisma presentado entre el cristianismo católico y las antiguas religiones indígenas han dado como resultado una forma de celebrar la muerte de manera única en mundo, siendo reconocida la festividad por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad desde 2003. La conmemoración, que incluye aspectos tales como el altar, las decoraciones de papel, las Catrinas de José Guadalupe Posadas, le dan a esta fiesta un toque especial.

Lo que si es innegable, es la influencia de la cultura estadounidense en el país, y el sincretismo se ve representado en ocasiones en los mismos altares, donde puede aparecer una Catrina o un pan de muerto, a lado de una bruja o un vampiro. La publicidad en México en éste sentido, también ha aprovechado sobremanera esa doble mirada de la festividad, y no duda en utilizar elementos de una u otra cultura, o a veces de ambas, para sus fines comerciales.  Un ejemplo ya viejito, para aquellos que vivieron en los años 90, son las cajitas del Maguito Sonrics, que entre  las diversas colecciones que lanzó, aparecieron los “Monstruos de bolsillo”. La cajita contenía una serie de dulces, tarjetas coleccionables, botones y hasta cómics  así como  uno de los codiciados monstruos, los cuales iban desde los tradicionales vampiros  y Momias hasta algunas deidades mexicas como Coatlicue, diosa de la fertilidad, de la vida y de la muerte.

El estudio de la diversidad cultural, es entonces, algo amplio y abrumador. El presente texto no puede ser ni de lejos, un documento para entender las culturas mencionadas, pues los aspectos más esenciales de cada una de estas festividades, son aspectos del conocimiento real e interpretativo que el profesional de marketing debe estudiar y dominar de forma profusa, antes de aventurarse a realizar alguna acción. Vivir en carne propia las festividades, como la forma en que la gente de una región celebra o entiende la muerte, es una de las mejores formas de obtener información idónea para la planeación del marketing.

 

Disfruten mucho de éstas fechas, ya sea por el contenido religioso que representan, o por la riqueza cultura que como mercadólogos podemos obtener de ellas.

¿Qué opinas del tema? Si te gustó esta entrada, te invito a que la compartas, o bien, si te apetece, mándame un comentario a mi cuenta de Twitter @ArturoAlcazarD

 

 

Para una mente bien organizada, la muerte no es más que la siguiente gran aventuraJ. K. Rowling


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: