En Marketing ¿Qué nos diría Kotler como sus estudiantes? Bueno tal vez pensaron en: “haz la tarea, recoge tu cuarto, deja la cerveza y ponte a estudiar, la mejor publicidad la hacen los clientes satisfecho, etc.”Pero si fueras una empresa te diría:  “El marketing es un negocio durísimo, que el dinero que falta en otros lados se invierte para que el cliente compre el producto, que muchos piensan que en tiempos de redes sociales ya no basta la publicidad”. 

Así es, es verdad que las empresas invierten mucho en marketing o en investigar para saber qué quiere el cliente en su inconsciente y cómo venderle, pero obviamente no son los métodos que te ayudarán a crecer y ser exitoso (o al menos eso nos hacen creer). Si Philip Kotler fuera tu padre te diría: “Hijo, por favor haz buen marketing”

Del marketing 1.0 al 4.0

Según Kotler estamos en una era de cambios en el marketing generados por el desarrollo tecnológico, digamos que su ADN está cambiando. El “producto” ya no es el centro del universo o marketing 1.0, ese marketing donde el punto esencial era el “consumidor” también conocido como marketing 2.0, ya es historia. La nueva vertiente es clara, para finales del 2010 había nacido el marketing 3.0, esto significaba que la empresa no se concentra en el consumidor, sino en la persona y en sus valores, buscaba dar solución a problemas con las nuevas tecnologías y si lo vemos crudamente, hemos evolucionado a la par de entidades como facebook.

Hoy la realidad y nuestro padre del marketing nos pone en las manos el libro MARKETING 4.0 donde ahora tenemos una sociedad cada vez más interconectada y con una problemática mayor en cuanto a la veracidad de los contenidos y de la seguridad de sus datos (como el caso de Facebook este mes de marzo); pero bueno, el marketing 4.0 nos habla de la humanización de las marcas, de cómo cada empresa construye perfiles en cada producto comercializables cada vez en nichos más pequeños o hiper segmentados y que el objetivo es lograr la recomendación del usuario por medio de sus medios digitales.

Las personas ya no sólo son consumidores, ahora cada uno de ellos se vuelve un “verdugo” muy exigente, desean que los productos y los servicios que eligen les satisfagan desde el primer instante. Hay una nueva ley ¡las experiencias son más creíbles que la publicidad!

Pero, de igual forma nuestro padre Philip Kotler nos advertiría lo siguiente: “De nada servirá que te pongas guapo y te vistas decentemente, si tus valores no los tienes bien claros”

Estos valores hay que ponerlos desde el alma hasta en los zapatos de la empresa, todo socio, ejecutivo, empleado o allegado a la empresa debe tener estos valores arraigados en el  corazón, para así transmitirlos a sus consumidores, sólo así el consumidor será a largo plazo y de cierta forma se volverá el “nuevo dueño de la marca”, piensen en sus parejas cuando hablan de ustedes, si la experiencia fue buena, sólo así compartirán la experiencia y de cierta forma serán su pertenencia a ojos de los demás.

Marketing de experiencias

Los clientes de una empresa deben sentir de verdad se les integra, deben tener la sensación de que si compró o usó el producto de la empresa hizo algo bueno. Eso para nuestro padre Kotler o los colegas, es marketing bien hecho.

¿Recuerdas cuando te ibas a dormir temprano y tus papás te felicitaban por hacerlo? Bueno, hiciste algo que te hizo sentir parte de la familia y buen hijo, además te llevaste un premio al día siguiente.

Citando a Kotler “Ahora es una batalla de percepciones” y es una gran verdad, ahora las personas no ven el producto, ahora viven toda un experiencia entorno a él; entonces mi pregunta es ¿Por qué las marcas se suben tan rápido a  los memes?
Desde el punto de vista del marketing de los memes son una moda, es algo pasajero que en un mes o dos habrá sido olvidado, pero el hecho de tomar estos memes en cuestión de segundos y hacerlos acorde a tu marca, bueno eso es tendencia.


La única reflexión que les dejaré aquí es que en este nuevo marketing 4.0 donde nos centramos en si el cliente comparte o recomienda nuestro producto vía canales de redes sociales o digitales, debemos tomar en cuenta que sí un meme resulta en una experiencia memorable, debemos poder subirnos a la tendencia de manera correcta y sin afectar los valores de la marca, pues hay que recordar que de toda moda lo que te acomoda.


Hasta aquí con las opiniones de marketing, además con la promesa de regresar con un análisis de los recientes acontecimientos en el país llamado facebook, además espero verlos pronto en estas líneas, un abrazo y dejen sus comentarios.

Categorías: MarketingPhilip Kotler

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: